Vuelos para Sant Joan

Buscador Vuelos

La fiesta del Día de Sant Joan está ligada tradicionalmente al solsticio de verano. Realmente el solsticio de verano es el 21 o 22 de junio pero se fijó el Día de Sant Joan como el día de la celebración. La celebración del Día de Sant Joan se produce la noche del día 23 de junio. Es, para muchos, la noche más corta de todo el año.

El Día de Sant Joan es muy celebrado en toda la costa mediterránea y especialmente en Levante y Cataluña. Se celebra el día de Día de Sant Joan con fuego, hogueras y fuegos artificiales. La tradición del Día de Sant Joan de encender hogueras proviene de antiguos cultos paganos al sol. Pero esta tradición del Día de Sant Joan también se estableció para evitar epidemias y espantar a los malos espíritus.

El sol, el fuego y el agua tan presentes en el Día de Sant Joan  liberan de todo mal durante un año entero. Para ello, tienes que saltar las hogueras del Día de Sant Joan tres veces. Con ellos conseguirás librarte de los malos espíritus todo un año. Hasta la próxima fiesta del Día de Sant Joan.

Las cenizas que quedan en las hogueras del Día de Sant Joan curan las enfermedades de la piel. Por ello, todas las enfermedades contagiosas de la piel quedan eliminadas si se saltan las hogueras del Día de Sant Joan tres veces.

También cuenta la leyenda que Día de Sant Joan las chicas jóvenes que quieren buscar novio han de saltar las hogueras tres veces para encontrarlo. El fuego de las hogueras del Día de Sant Joan les ayudará a encontrarlo.

En Cataluña se celebra el Día de Sant Joan  con la Revetlla de Sant Joan. Consiste la fiesta del día de Día de Sant Joan en encender hogueras en la calle. Antes estaba prohibido prender estas hogueras el Día de Sant Joan dentro de las ciudades por seguridad ante posibles incendios que se produjeran como consecuencia de la cercanía de edificios o coches. Hoy en día, las hogueras del Día de Sant Joan se preparan, se encienden y se saltan en las calles de las ciudades. Deben de seguirse unas medidas de seguridad impuestas por los distintos ayuntamientos para que el Día de Sant Joan transcurra sin ningún sobresalto.

Los vecinos preparan las hogueras del Día de Sant Joan con papel, cartones y maderas. Los muebles viejos de las casas se guardan durante todo el año para ser quemados el Día de Sant Joan.

No nos podemos olvidar de las plantas curativas y que proporcionan un buen olor para las hogueras del Día de Sant Joan. Entre estas plantas se encuentra la verbena. Se trata de una planta curativa de las heridas de tal forma que ayuda a que cicatricen. Esta planta da el nombre a las verbenas que acompañan a las hogueras en el Día de Sant Joan.

Una vez preparadas las hogueras del Día de Sant Joan se preparan las verbenas.

Por las calles de las principales ciudades de Cataluña, el Día de Sant Joan se celebran grandes verbenas en un lugar próximo a las hogueras. Durante toda la noche previa al Día de Sant Joan se baila, se bebe y se come hasta que salga el sol.

Es típico del Día de Sant Joan, en Cataluña, comer las cocas. Pueden ser de piñones, crema o frutas. Todo es muy bien regado por unas cuantas botellas de cava. Todo preparado para la gran fiesta del Día de Sant Joan.

Recuerda que para evitar a los malos espíritus debes de saltar tres veces las hogueras del Día de Sant Joan.