Vuelos para Romeria del Rocio 2012

Buscador Vuelos

La Romería del Rocío 2012

La Romería de El Rocío es la mayor fiesta religiosa es una de las mayores fiestas religiosas que se celebran en el mundo bajo la advocación de la Virgen.

La aldea de El Rocío pertenece al Ayuntamiento de Almonte, en Huelva, situado en la entrada del Parque Natural de Doñana.

En la aldea de El Rocío se encuentra la Ermita de la Blanca Paloma. Centro neurálgico de la Romería de El Rocío.

La Fe y devoción que profesan a la Virgen de El Rocío los almonteños y rocieros no tiene paliativos.

Las Hermandades rocieras proceden de todos los puntos de España. Desde Huelva a Ronda. Desde Barcelona a Madrid. Desde Badajoz a Valencia.

Todas las Hermandades preparan El Rocío durante todo el año. Esperan con verdadero fervor la llegada de estos días. Sueñan con volver año tras año a la aldea almonteña.

Peregrinando hacía el Rocío

Las peregrinaciones hacia El Rocío de cada una de las Hermandades comienzan a finales de mayo o comienzos de junio.

Las primeras etapas de esta peregrinación no se harán a pié. La aldea de El Rocío está lejos. Se utilizarán coches o carretas engalanadas y decoradas para la ocasión.

Cada uno de los miembros de las Hermandades llevará ropa para varios días, así como alimentos previamente cocinados. Y llevará sobre todo mucha ilusión. Ilusión para aguantar en buen estado toda la peregrinación hacia El Rocío.

Durante la peregrinación lo normal es que la hermandad duerma en albergues o casas alquiladas al efecto. El Rocío tiene gran parte de sacrificio por llegar a ver la Blanca Paloma.

El cansancio va haciendo mella en los miembros de las Hermandades. Sobre todo de aquellas que vienen de lejos de El Rocío.

La hermandad se va acercando a la aldea de El Rocío. El cansancio empieza a desaparecer. Los nervios florecen.

Una vez cerca de El Rocío, la hermandad deja los coches y sigue su camino. Lo puede hacer a lomos de un caballo, en una carreta tirada por burros o bueyes o a pie.

Se acerca el domingo de Pentecostés y el resto de las Hermandades también van ya camino de El Rocío.

Las noches rocieras

Cae la noche. Los peregrinos de El Rocío paran a descansar. Las tiendas de campaña, los sacos de dormir o las carretas sirven para dormir. Pero antes de descansar se encienden las hogueras, se cena, se bebe, se baila y se canta.

Los cánticos a la Virgen de El Rocío son una constante. Las sevillanas hacen las delicias de los peregrinos. Las horas pasan y hay que descansar. Mañana será un día muy duro.

Es viernes y las Hermandades van llegando a El Rocío.  Buscan sus casas. Las casas de El Rocío se preparan para esta fecha. Suelen tener una habitación para señoras y otra para hombres. Se alinean las literas para todos los miembros de la hermandad.

Las Hermandades ya están instaladas en El Rocío. Comienza la noche y con ello la alegría. Los cánticos se repiten. La aldea es un hervidero de sentimientos. Todos esperan con impaciencia que llegue el día siguiente.

El desfile de las Hermandades

Es sábado vísperas de Pentecostés. A las doce de la mañana comienza la presentación de las Hermandades. Se realiza en un orden estricto de antigüedad.

Las Hermandades van desfilando. Cuando llegan a la Ermita de El Rocío se detienen brevemente mirando hacia el santuario. Le dedican una canción o una oración a la Virgen de El Rocío.

Así, una a una, todas las Hermandades van desfilando delante del santuario. Este desfile acaba bien entrada la noche cuando las nuevas Hermandades son presentadas.

Es Domingo de Pentecostés. A las 10 de la mañana tiene lugar la solemne Eucaristía en el Real de El Rocío.

Acabada esta celebración los romeros se van a las casas de las Hermandades.

Por la noche, tiene lugar el Santo Rosario en la explanada de El Eucaliptal. Cada hermandad con su estandarte se va acercando a la explanada.

Las Salves son constantes en El Rocío. El fervor de los romeros inenarrable. La emoción se palpa.

Saltar la verja…

Los almonteños se van dirigiendo hacia la Ermita de El Rocío. Los almonteños esperan. Cuentan los minutos para poder saltar la verja y sacar en hombros a su patrona. La Virgen de El Rocío.

Llega el momento. Ese momento que todo el mundo espera y nadie sabe cuándo va a llegar.

Saltan la verja. Cogen a su patrona. Se inicia la procesión. Toda la aldea de El Rocío está en la calle. Sólo se oyen vítores a la Virgen y las campanas enloquecen.

La noche en El Rocío se acaba cuando sale el sol. Pero la romería continúa. Todas las Hermandades rinden su particular tributo a la Virgen de El Rocío.

La Romería llega a su fin. Los romeros recogen sus bártulos. Con lágrimas vuelven a sus casas. Preparan ya en sus corazones el próximo El Rocío.