Vuelos para Halloween

Buscador Vuelos

 

La noche de Halloween es el día previo al día de Todos los Santos. También es conocida la noche de Halloween como la noche de las brujas. La fiesta de Halloween se celebraba principalmente en países anglosajones. Canadá, Estados Unidos, Irlanda o Reino Unido son los países que iniciaron esta macabra tradición. Hoy en día la noche de Halloween se celebra a nivel mundial.

En la noche de Halloween, previa al día de Todos los Santos, la puerta que separaba el mundo de los vivos y del más allá, se abría. Los espíritus de los muertos volvían a sus pueblos la noche de Halloween. Llegaban a sus pueblos en procesión y llamaban a las puertas. Era la noche de Halloween cuando al abrir las puertas a los espíritus estos les preguntaban: ¿Truco o trato?

Según la leyenda, uno de los espíritus que deambulaba por las calles de su pueblo el día de Halloween era el espíritu de Jack O´Lanter. Este espíritu llamaba a las puertas de las casas y siempre hacía la misma pregunta: ¿Truco o trato?

Cuando era el espíritu de Jack O´Lanter el que llamaba a la puerta la noche de Halloween, siempre había que contestar trato. Fuera cual fuera el trato que Jack quisiera hacer, siempre era mejor que elegir truco. Los trucos de este espíritu de Halloween consistían en maldiciones sobre la casa, sobre la familia o sobre el ganado.

En los pueblos y aldeas se creyó que las calabazas protegían las casas la noche de Halloween frente a este espíritu. Así, las casas que en sus puertas tenían calabazas la noche de Halloween dejaron de recibir la visita del espíritu de Jack O´Lanter. Estas calabazas espantan a los espíritus de la noche de Halloween.

Desde aquel momento, las calabazas que adornan puertas y ventanas la noche de  Halloween se conocen como Jack O´Lanter.

En la noche de Halloween todo se viste de negro y naranja. Son los colores de la muerte y de las calabazas. Siempre queda lugar para el color rojo de la sangre. Los niños y no tan niños se disfrazan esta noche de Halloween. El único punto en común de todos los disfraces es el terror. Fantasmas, muertos, esqueletos y sangre, mucha sangre.

En determinados países esta tradición de la Halloween no existía. Es hace relativamente poco tiempo cuando se instauró. En España, por ejemplo, la tradición de disfrazarse la noche de Halloween se remonta a unos diez años atrás. Al tratarse Halloween de una fiesta pagana, los países con tradición católica no lo celebraban. No obstante, es hoy mucha la diversión que entre todos causa la noche de Halloween en España y en el resto del mundo.

Hay culturas como la de China que son más reticentes para la celebración de Halloween. Los fantasmas y espíritus son un tema tabú en su cultura. La muerte tampoco la contemplan como un hecho sobre el que se pueda bromear.

A pesar de ello, la fiesta está calando entre los más jóvenes.

La noche de Halloween se organiza fiestas, concursos de disfraces y pasajes del terror.

Los más pequeños aprovechan la caída de la noche de Halloween para el truco o trato. Llaman a las puertas de las casas y cuando abren hacen la preguntan rápidamente.

Ya es conocida esta visita de los pequeños a las casas la noche de Halloween. La mayoría de las personas ante la pregunta truco o trato, suele elegir trato. Por eso las familias suelen tener dulces o caramelos para ofrecérselos a los pequeños.

La noche de Halloween no puede terminar sin hacer referencia a Don Juan Tenorio de José de Zorrilla, nuestra más sólida referencia cultural asociada a tales fechas. Don Juan se atrevió en esta noche a desafiar a las almas del cementerio.