Vuelos para Fin de Año 2012

Buscador Vuelos

Despidiendo el año

El día de Fin de Año en España es, para muchos, el más largo del año. Comienza como un día normal y finaliza bien entrado el día 1 de enero, con fiestas y cotillones.

Es tradición en España acompañar  las doce campanadas de Fin de Año con doce uvas. Una por cada una de las campanadas, que hasta los más jóvenes de la casa comen.

En la Puerta del Sol como el año que fue...

En la Puerta de Sol de Madrid se congregan multitud de asistentes. Desde ahí contemplan en directo cómo el reloj de la torre de la Casa de Correos de la capital de España marca el Fin de Año. 

Desde primeras horas de la tarde miles de jóvenes se preparan para la noche. Llegan desde todas las partes del mundo y aguantan temperaturas que rozan los 0 grados centígrados. Esperan la llegada del Fin de Año en los alrededores de la Puerta del Sol.

Visita obligada, en estos días, es la Plaza Mayor de Madrid. Construida en 1617 bajo el reinado de  Felipe III.

En periodo navideño, desde finales de noviembre hasta Fin de Año se instala el Mercado de Navidad. Con puestos colocados entre la Casa de Panadería y la Casa Carnicería y alrededor de la figura ecuestre de Felipe III, instalada en la plaza bajo el reinado de Isabel II.

En estos puestos se venden productos navideños tales como adornos para el árbol de Navidad, figuras del Belén y postres y dulces típicos de estas fechas de Fin de Año.

En  la Plaza Mayor y sus aledaños nos encontramos con castizos bares en los que picar. Mientras se espera el momento de  Fin de Año se puede disfrutar desde chorizo a la sidra en el bar La Panadera, calle Arenal 19, riñones encebollados en Bar Antón calle Mayor 63 hasta unos boquerones y croquetas en la calle Mayor 48 en Casa Ciriaco sin olvidarnos nunca de los maravillosos bocadillos de calamares, en la cafetería Magerit, en Plaza Mayor 22.

Mientras se acerca la medianoche y ante la llegada del Fin de Año, la Puerta del Sol se cubre de alegría y cotillones. Se reciben primero los cuartos y acto seguido las campanadas que nos anuncian el Fin de Año para dar paso al clásico sonido, al abrir  las botellas de cava.

Campanadas en Barcelona

Si en Madrid toda la fiesta de Fin de Año transcurre en la Puerta del Sol, es en la Plaza de Cataluña de Barcelona donde los barceloneses y visitantes celebran el Fin de Año.

Pero no es esta la única alternativa para recibir el Fin de Año en Barcelona. Puedes hacerlo observando el impresionante colorido que, al son de las campanadas, muestra la Torre Agbar.

Cotillones de Fin de Año

Después de las campanadas y las uvas, el primer brindis del año con cava y los mejores deseos para el año nuevo. En este momento comienzan las distintas fiestas en discotecas, hoteles, locales y fiestas privadas. Los cotillones.

Las fiestas de Fin de Año y cotillones se alargan hasta altas horas de la mañana.

No hay mejor manera que recibir el primer sol después de  Fin de Año que con un buen chocolate caliente acompañado por churros.

Las churrerías de toda España saben que este día de Fin de Año es por antonomasia el día que más churros y chocolate se consumen.

No podemos finalizar las fiestas de Fin de Año y cotillones sin acudir a una chocolatería. San Ginés, en la calle Arenal 11 en Madrid que  desde 1894  proporciona un excelente chocolate a la ciudad de Madrid o en La Mallorquina en la misma Puerta del Sol.

Finalizada la fiesta y el desayuno, el descanso es obligado para comenzar el día de Año Nuevo, un poco más tarde de lo habitual, con una comida familiar y celebrar así también el día de San Manuel.