Vuelos para Fiestas de la Merce

Buscador Vuelos

Las Fiestas de la Mercé se celebran en Barcelona el 24 de Septiembre en honor a la Virgen de La Mercé, Mare de Déu de La Mercé.

Las Fiestas de la Mercé son las fiestas mayores de Barcelona. La ciudad se engalana a tono para la ocasión.

Durante la festividad de La Mercé, se muestran dos de las costumbres claves de la cultura catalana. Los castells y la sardana.

Los castells son torres humanas de varios pisos de altura. Las personas que componen estas torres se llaman castellers.

La plaza de Sant Jaume de la capital catalana se llena de gente el día de La Mercé.  Nadie quiere perderse cómo los castellers escalan, unos sobre otros, hasta alcanzar los 9 pisos. El castell más alto que se ha levantado alcanza los 10 metros y más de 600 personas. El día de La Mercé se intenta conseguir la máxima dificultad.

Los castells han sido declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y de la UNESCO. Por ello el día de La Mercé, los barceloneses los muestran orgullosos al resto del mundo.

Los castellers cargan el castell el día de La Mercé. Comienzan a hacerlo por la piña, o pinya en catalán. La pinya es la base del castell. Son necesarios muchos castellers en esta parte del castell. La pinya sirve de soporte para el resto del castell.

El tronco del castillo o tronco del castell es la parte más visible del mismo. Forma la estructura del castell hasta el punto más alto.

Entre la pinya y el tronc se sitúa el forro o folre de Castell. Esta parte del Castell sirve para reforzar el tronco cuando el Castell adquiera un nivel alto de dificultad.

Cargar un Castell sin folre es más complicado que con él. Lo habitual el día de La Mercé es que los castells se carguen con folre.

Finalizado el tronco o tronc, el punto más alto del Castell se denomina pomo de arriba o pom de dalt en catalán. Es la parte de arriba del castell. Está formado por tres pisos. Dos castellers que forman los doses o dosos. El acoixador  o levantador, que suele ser el más pequeño de la formación del castell. Por último el anxaneta que corona el castell. Con ello sueñan todos los castellers el día de La Mercé.

Sólo cuando el anxaneta levanta su brazo como si fuera una veleta, se considerará cargado el castell. Todo el año se preparan los castellers para llegar a este momento el día de La Mercé.

Los castells que se levantan en el día de La Mercé tienen su valoración. Será un intento de cargar cuando el castell esté organizado de pie y la música empieza a sonar.

El castell está cargado cuando ya esté formada toda la estructura y el anxaneta levanta la mano en forma de veleta una vez coronado el castell. Una vez cargado, el castell hay que desmontarlo. Se conseguirá cuando todos los castellers hayan conseguido bajar sin caerse. Sólo en este momento se considera completo el castell. El día de La Mercé alcanzará su plenitud, su verdadero cénit en este momento.

En caso de que el castell se caiga, se dice que ha hecho llenya. En este caso, la pinya hace de colchón y amortiguador del golpe.

Todos los castellers  que conforman un castell van vestidos iguales. El día de La Mercé la equipación se compone de una camisa de color con el escudo del grupo. Pantalones blancos y faja y pañuelo.

En cuanto a la sardana es el baile típico en Cataluña el día de La Mercé. Se trata de un baile en grupo formado por parejas.  La música que acompaña a la sardana el día de La Mercé es interpretada por doce instrumentos de viento.

Las Fiestas de La Mercé transcurre así entre castells, música y baile.