Vuelos para Dia de Todos los Santos

Buscador Vuelos

El Día de Todos Los Santos se celebra el 1 de noviembre, según la religión católica. Fue el Papa Urbano IV quien instituyó este día en honor a los Santos que, siendo o no conocidos, no se les rinde el suficiente honor en otras fechas.

En España el Día de Todos Los Santos es una fecha para recordar a los allegados fallecidos.

Es una costumbre el Día de Todos Los Santos ir a los cementerios a dejar flores sobre las tumbas y rezar por los que ya no están entre nosotros.

El Día de Todos Los Santos se ha convertido en el gran día de las floristerías. Es el día del año que más flores se venden. 

Las puertas de los cementerios se llenan de floristas, el Día de Todos Los Santos en los que comprar ramos, centros o una simple flor que se depositará en las tumbas donde descansan nuestros seres queridos.

Las flores más solicitadas en el Día de Todos Los Santos son las rosas blancas para recordar a los niños en señal de pureza. Los crisantemos tanto blancos como amarillos y las margaritas sobre todo blancas.

En España el Día de Todos Los Santos es un día festivo no laborable. Como toda fiesta tradicional que se precie en España, el Día de Todos Los Santos lleva unida su parte gastronómica. Rica, amplia y golosa el Día de Todos Los Santos se convierte en un festival gastronómico. 

Las flores de la mañana del día de Día de Todos Los Santos dejan paso a los dulces, a las migas y al buen vino. Las recetas de estos manjares del Día de Todos Los Santos pasan de madres a hijos y de abuelas a nietos. 

En Galicia es típico comer los magostos. Las castañas son las auténticas protagonistas del Día de Todos Los Santos. Se asan en las plazas o en el monte en hogueras. Se acompañan con un buen chorizo y por supuesto por un buen vino. En Castilla la Mancha son típicas, el Día de Todos Los Santos, las migas. El hidalgo caballero manchego por excelencia, Don Quijote, ya comía migas haciendo las delicias de él y de Sancho. Tienen como base elementos tan básicos como pan, ajo, pimentón y aceite. El resto de los componentes cambia dependiendo de la receta. Chorizo, panceta o sardinas pueden acompañar a las migas manchegas el Día de Todos Los Santos.

Nos tendremos que ir a Cataluña para comer el Día de Todos Los Santos boniatos al horno, castañas y panellets. Los panellets hechos con una base de patata cocida o al horno, almendras ralladas, azúcar y ralladura de limón. Una vez hecha la masa, se rellena de distintos sabores. Desde limón a coco y desde castaña a café.

Y, como gran tradición del Día de Todos Los Santos en toda España se comen los huesos de santo, los pestiños, los boniatos y por supuesto los buñuelos.

Los buñuelos han adquirido el Día de Todos Los Santos un protagonismo especial. Se rellenan de crema, de nata, de chocolate o de licor. Una delicia al paladar que se come en el Día de Todos Los Santos.

Pero además de la versión gastronómica, también el Día de Todos Los Santos se puede ver en los mercados de Cádiz, a los conejos, pollos o cerdos disfrazados. También se pueden observar muñecos hechos con fruta o verdura.

En la víspera  del Día de Todos Los Santos aparecen las calabazas, las luces negras, la sangre y los adornos y disfraces macabros.

Comienza la fiesta de Halloween en la que los más jóvenes de la familia se disfrazan caracterizándose de muertos, zombis, vampiros, etc. Los muertos vuelven a la tierra para conformar una fiesta importada que acompaña y complementa a la del Día de Todos Los Santos.