Volar a Tokio

Buscador Vuelos

Volar a Tokio

Tokio, capital de Japón, es una de las principales entradas por avión al país del sol naciente. Tiene dos aeropuertos internacionales, el de Haneda y el de Narita, los vuelos procedentes de Europa, principalmente aterrizan en el aeropuerto de Narita, que es el más importante del país (con más de 30 millones de pasajeros anuales) y se ubica a unos 75km al noreste de Tokio. Está compuesto por dos terminales comunicadas con un servicio de autobús que pasa cada 10 minutos.
Estos dos aeropuertos, fueron completamente renovados y ampliados en 2002, con motivo de la celebración del mundial de fútbol. Desde entonces, dan un perfecto servicio a los millones de pasajeros que, anualmente, transitan por sus instalaciones. 

Las dos principales aerolíneas de Japón son, Japan Airlines y All Nippon Airways. Pero desde España y siempre haciendo escala, las compañías más recurridas son Finnair, Air France, Lufthansa o British Airways.

Una vez hemos llegado para desplazarnos a la ciudad tenemos varias alternativas, como son el autobús, el tren o los taxis (este último puede costarte unos 200 euros). Los autobuses te dejarán directamente en los hoteles más importantes de la ciudad siendo el precio promedio del billete de 30 euros.
Si nos decantamos por la opción del tren, la línea más recomendada es la de Narita Express. En 50 minutos, llegan a la estación de Tokio y en noventa minutos a Sinjuku. El precio del billete con asiento reservado oscila entre los 3000 y 4000 Yenes (unos 35 euros). Esta empresa,  también tiene rutas a Yokohama.
Existe la alternativa de Japan Railway. El precio del billete con asiento reservado, es de 18 euros y tiene como destino la estación de Tokio, con una duración de 90 minutos.
Por último, tenemos la opción de la empresa privada Keisei. Más lenta por las muchas paradas que hace a lo largo de su recorrido, pero con un coste aproximado entre los 6 y los 8 euros.

 Por último, informaros que para visitar Japón, tan sólo se necesita tener un pasaporte con una validez suficiente para la estancia total en el país y un billete de ida y vuelta. Con esta documentación, estaréis exentos de necesitar ningún visado.