Trenes de media distancia y alta velocidad

Buscador Vuelos

Trenes de media distancia y alta velocidad:

Renfe, para sus clientes de los trenes de media distancia y ave, tiene una tarjeta de idealización. Esta funciona escaneándola tras cada viaje, en las maquinas dispuestas para ello en las estaciones. Con los puntos que se acumules, se podrá acceder a descuentos en próximos billetes a partir de un cierto número de puntos.

Trenes de Media Distancia: Estos trenes pueden llegar a los 150km/h. Son vagones de clase única y de libre disposición de asientos. Estos, son muy cómodos, re reclinan de tal manera que no se molesta al pasajero que tenemos detrás y lo mejor de todo, cada asiento, tiene un enchufe para que nuestro dispositivo, no se quede sin batería.

Alta velocidad:

·         Trenes Avant: Los Trenes Avant, los podríamos definir, como el hermano pequeño del Ave. Estos trenes, que constan de clase única sin cafetería,  realizan trayectos de máximo 200km, pero a alta velocidad.
Para poner un ejemplo, El recorrido entre Barcelona y Lérida, con parada en Tarragona, se hace en apenas una hora.
 

·         Trenes AVE: Estos trenes constan de tres clases y en la parte central, un vagón cafetería.
Las tres clases son, Club, Preferente y Turista. La Club, solo es el primer vagón y hay espacio para 8 pasajeros. Con luz propia en cada mesa de trabajo, atención personalizada y acceso a las salas VIP que renfe tiene en las estaciones.
La Clase preferente, es la más utilizada por los pasajeros de negocios. Con prensa a la llegada y menú a bordo, hacen de un viaje en tren, una experiencia confortable. Los asientos son más cómodos que en Turista e incluso se puede optar a ocupar el lado que tiene un solo asiento para viajar más cómodo.
Los últimos vagones del tren, después de la cafetería, son los de turista. Con asientos en configuración de dos y dos con pasillo central, también se puede optar a 4 asientos con una mesa central.
Las puertas entre vagones son automáticas, también hay maleteros donde dejar de manera segura el equipaje con el que viajamos y hay entretenimiento a bordo a través de pantallas en el techo.

A diferencia del avión, ir en tren tiene la ventaja de que las estaciones están más céntricas que cualquier aeropuerto y eso reduce los tiempos de desplazamiento. También recordar que los controles de acceso al tren son mucho menos engorrosos que los del aeropuerto.