Hacer escala

Buscador Vuelos

Hacer escala

Todos, alguna vez, hemos oído hablar de hacer escala o de estar en un vuelo en conexión. La definición base de estas dos expresiones, es llegar a un aeropuerto y, abandonando o no la aeronave, continuar nuestro viaje hasta otro destino. En Europa, los aeropuertos estrella en conexiones intercontinentales son, Paris Charles de Gaulle, Londres Heathrow, Ámsterdam, Zurich o Frankfurt. Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, son los aeropuertos españoles que más escalas realizan.   
Los que hemos estado por las terminales de los grandes aeropuertos, hemos visto gente correr por los pasillos como atletas con cara de pánico ante la posibilidad de perder su avión. Ello se debe a dos motivos que suelen ser que el pasajero se ha entretenido y no está en la nueva puerta de embarque a la hora establecida, o bien que el primer avión ha llegado con retraso y sin ser su culpa, les toca correr para tomar el siguiente avión.
Para que la conexión sea un éxito, siempre que dependa de nosotros, os contaremos algunos trucos.

Lo primero que debes saber, es que salvo raras excepciones, nuestro equipaje se trasladará por parte del personal del aeropuerto al siguiente avión en el que embarcaremos. Por eso, cuando desembarquemos en el aeropuerto de escala, no debemos ir hacía las salas de recogida de equipajes, sino seguir las indicaciones de Pasajeros en tránsito.
Estas indicaciones nos conducirán a través de las terminales del aeropuerto, sin tener pasar control de escáner corporal pero, dependiendo del país, si puede qué pasemos control de pasaportes.
Una vez pasado el control, antes que nada, aunque vayamos con horas de sobra, es ver que nuestro siguiente vuelo aparece en las pantallas de salidas, para saber hacía que terminal debemos dirigirnos. Aeropuertos como el de Londres o Nueva York tienen hasta 5 terminales, con lo que debemos de prestar especial atención. Si falta mucho para la salida del vuelo, no sabremos la puerta asignada, así que lo mejor, es encontrar la terminal indicada en las pantallas antes mencionadas y allí, buscar el mejor entretenimiento para pasar el tiempo de espera que nos espere por delante. 

Una vez localizada la puerta de embarque y con varias horas por delante, solo os resta esperar y pasar el rato de la mejor manera posible. Aquí tenéis unas recomendaciones para que no se os haga eterno. Y no olvidéis que el mejor consejo sobre conexiones es que prestéis mucha atención a llegar a tiempo al siguiente vuelo. En aeropuertos grandes, que están a rebosar de gente, es fácil agobiarse y ello provoca que nos desubiquemos. Con calma y atendiendo las indicaciones, no hay razón para perderse.