Dormir en un aeropuerto

Buscador Vuelos

Dormir en un aeropuerto

¿No les ha pasado nunca el tener que hacer noche en un aeropuerto? Pues si por algún casual, algún día se encuentra en esta situación, no se lo tome como algo malo. Es de lo más habitual y hay quien ingenia una cama con dos filas de asientos aeroportuarios, por poner un ejemplo.

Consejos

Como decíamos antes, el dormir en un aeropuerto no ha de ser algo degradante. Lo primero de todo, es que si queremos no tener que dormir con un ojo abierto para controlar nuestro equipaje, todos los aeropuertos del mundo disponen de consigna y casi todos, abierta 24h. Por un módico precio podremos depositar a buen recaudo lo más valioso para sí poder dormir bien tranquilo.
Si prevé que dormirá en un aeropuerto, puede llevar consigo un saco de dormir o una colchoneta. Siempre será más cómodo que un banco de cualquier terminal. Otra recomendación es llevar alguna prenda de abrigo por muy verano que sea. Después de todo el día con los aires acondicionados puestos, un aeropuerto de noche, es un sitio frío. También añadir que, si desea ser visto, todos los aeropuertos tienen lugares más escondidos, donde evitará miradas indiscretas. Eso si, nunca accediendo a zonas restringidas, en ese caso si podría tener un problema.
 

Top 5 de los mejores y los peores aeropuertos para dormir


Tras diversas encuestas echas a viajeros, durante el 2011, se ha elaborado un ranquin de los mejores y los peores aeropuertos para dormir. Este es el resultado del mismo. 

Amsterdam Schiphol, Munich, Frankfurt, Athens, Helsinki Vantaa Son los mejores para dormir. Disponen de zonas con asientos en forma de cama, sin coste alguno.

Paris Charles de Gaulle, Paris Beauvais, Moscow Sheremetyevo, Frankfurt Hahn, London Luton, están en cabeza como los peores donde pasar la noche. En general se critica su falta de seguridad, falta de sitios donde descansar tranquilo o falta de limpieza.

Conclusiones

Así que como han podido comprobar, el dormir en un aeropuerto no es nada extraño y de un tiempo a esta parte, es hasta de lo más normal en los grandes aeropuertos del mundo, donde se hacen conexiones intercontinentales