De-Iceing. Problemas invernales

Buscador Vuelos

De-Iceing

Ya que nos encontramos en invierno, queremos hablaros de las adversidades que produce esta estación meteorológica en la aviación.

Concretamente, hoy queremos hablaros de que pasa cuando nieva y como afecta la nieve al tráfico aéreo y a los aviones.

Como bien sabéis, un avión está diseñado a partir de la aerodinámica. El diseño de un avión no puede verse modificado por nada y cuando nieva los aviones han de pasar por el “de-Iceing” o lo que es lo mismo, han de ser tratados con productos químicos para retirarles toda la nieve que tengan acumulada.

Para quitar el hielo o la nieve de un avión, se emplea un líquido viscoso llamado anti-hielo líquido. Dependiendo del tamaño de la aeronave, pueden llegar a ser hasta tres grúas equipadas con potentes mangueras que rocían todo el fuselaje hasta dejarlo libre de nieve.
Esta acción, cobra especial importancia sobre los elementos móviles como son los flabs y slats de las alas y el timón vertical de la cola. Así mismo, las tomas de aire de los motores o las antenas y tubos pitot (con los que se mide la velocidad) deben de estar 100% despejados de nieve o hielo.

Entonces, si jamás tomáis un vuelo en invierno y veis que por las ventanillas cae un líquido que suele ser de color rojizo o amarillento, ya sabéis el porque.

También, queremos aprovechar para contaros como funciona un aeropuerto en caso de haber nieve. 

No es nada fácil para los aviones ni para el resto de vehículos aeroportuarios, el tener que trabajar entre nieve. En los países nórdicos, más acostumbrados a estas inclemencias meteorológicas, tienen tanto las pistas de despegue y aterrizaje, como las calles de rodadura, con calefacción bajo tierra. Con ello se consigue que se acumule menos nieve y que en caso de tener que pasar una maquina quita nieve, como en cualquier carretera, se tarde menos y la pista vuelva a estar operativa en menos tiempo.
En España, los grandes aeropuertos se preparan con máquinas quita nieve cuando el servicio de meteorología estatal, avisa de posibilidad de intensa nieve. Pero tenemos que entender que no es lo habitual en estas tierras y que por tanto todo proceso de retirar la nieve, será más lento. Ello conllevará retrasos o más esperas de las necesarias y debemos entender que no es agradable tampoco para la tripulación que nos atenderá ni para el personal de tierra.

Desde aquí os queremos pedir un poco de comprensión en días de nieve. Sobretodo para quienes están trabajando en las pistas, pasando mucho frío, les es mucho más incómodo, que para el pasajero que está calentito en la Terminal esperando la salida de su vuelo.