Cambio de divisa

Buscador Vuelos

Consejos para el cambio de divisa:

Al a hora de viajar a países de fuera de la zona Euro, a parte de todos los factores que habitualmente hay que tener en cuenta cuando viajamos, se suma el tener que comprar moneda del país al que volamos. Tradicionalmente, esta operación se conoce como cambio de divisas.

Dependiendo de donde y cuando se haga el cambio, nos costará más o menos en cuanto a comisión por el servicio. Es por eso que queremos daros unos consejos al respecto, para que el tener que cambiar divisas, os suponga el mínimo gasto extra.

·         Previsión: El precio de las divisas mundiales, cambia cada día. Si sabemos que tenemos que volar en verano a los estados unidos y, por ejemplo, en marzo nos enteramos que el cambio euro dólar está en su mejor momento, no dudemos en hacer el cambio de divisa. Aunque falten meses para el viaje, ganaremos tiempo y dinero.
También hemos de contar que hay que avisar a nuestra entidad bancaria habitual con tiempo, ya que dependiendo de la cantidad a cambiar, no siempre tienen disponibilidad inmediata.

·         ¿Dónde cambiar divisa? A no ser que sea totalmente indispensable, hay que evitar cambiar divisa en aeropuertos, en oficinas de cambio de divisas de puntos turísticos de nuestra ciudad o en la ciudad de destino. Sobretodo, para conseguir que nos apliquen la comisión más baja posible, lo más recomendable es ir a la entidad bancaria de la que somos clientes habitualmente.
También hay que evitar, sacar dinero de los cajeros automáticos en destino o pedir cambio de divisa en el hotel donde nos alojemos. Las comisiones al respecto pueden llegar hasta al 7% del importe que deseemos cambiar.

·         ¿Qué cantidad cambiar? Lo más recomendable es cambiar lo justo y necesario. Está claro que no se debe viajar sin dinero en efectivo, pero en el extranjero lo mejor es pagar con tarjeta de crédito o débito. Por seguridad, os recomendamos llevar pocas cantidades de efectivo cuando hagamos turismo y de cara a evitar confusiones con las vueltas a la hora de pagar, todo lo que podamos abonar con tarjeta, mejor que en efectivo.

Como consejo final, os diremos que si conocéis a algún amigo o familiar en vuestra ciudad de destino, le pidáis si os puede hacer el favor de cambiaros euros por la moneda local. Así mismo, al finalizar vuestro viaje, podéis  hacer la operación al revés y no volveréis a casa con una divisa que en España no os servirá de nada.